martes, 25 de septiembre de 2012

EN LO QUE CREO

Reproduzco una interesante publicación de http://www.paraisoparahombres.blogspot.com

No necesito adornarme ni con cruces ni con banderas. Me bastan los simples valores humanos que modelan la convivencia dentro de las sociedades.

Respeto. Deseo de progresar, especialmente en el interior de sí mismo. Y tambien solidaridad.

La mentalidad del "Me lo tienen que dar... Me lo tienen que hacer" la fomentan los gobiernos para someter a sus gobernados. Y las comunidades que adoptan esa mentalidad como estilo de vida, marchan hacia la decadencia y la desaparición.

domingo, 9 de septiembre de 2012

¿Quién entiende a Facebook?



Reproduzco una excelente publicación de http://paraisoparahombres.blogspot.com

Es difícil estar en Facebook y no sentirse hostigado por la oferta compulsiva de nuevos contactos para agregar.

En una época estos ofrecimientos se encontraban en un lugar expresamente destinado para buscar nuevas amistades dentro del sistema. Mas tarde, comenzaron a ofrecerse a un costado, entre otros anuncios. Posteriormente, cuando se agregaba una nueva amistad, tambien se ofrecía una serie de contactos de ese recién agregado. Y últimamente, la oferta en ese sector es permanente, por una selección arbitraria hecha por el propio Facebook.

Con el criterio de "amigos de amigos" ( lo que representa en la práctica un "...de amigos de amigos de...") se llega a una oferta de contactos de cualquier lugar del mundo.  Esa indiscriminada selección que puede terminar incluyendo a contactos de Islandia, Turquía, Mozambique, o cualquier otro sitio, seguramente no formarán parte de su propia familia ni de su escuela o trabajo...

Pero si a usted se le ocurre comenzar a aceptar algunos de esos ofrecimientos... ¡¡Facebook le cerrará la cuenta por haber incluído personas no conocidas!!

¿Quién entiende a Facebook?

sábado, 7 de julio de 2012

NATURALEZA

                                                                   bellísimo paisaje

                                                                naturaleza agreste